¿Por qué calcetines de lana merino para ciclismo?



SUGERENCIAS

¿Por qué calcetines de lana merino para ciclismo?

   ·    0 comentarios

Cada año le damos un pequeño giro a nuestra colección de calcetines ciclistas de invierno, empezamos con el modelo STELVIO hace ya dos años y de ahí decidimos darle un formato más técnico y con un aspecto más de competición con la línea PRO, donde además añadimos unas fibras de cobre  que ayudaban a trasladar la temperatura por planta del pie ayudando a conducir la temperatura por toda la planta del pie.

Este año hemos dado un giro total, cambiando la estructura y apostando principalmente por la Lana merino para la construcción de nuestro calcetín de ciclismo de invierno. Es importante destacar que cuanto más finos son mayor porcentaje de Lana tendremos en contacto con la piel y así optimizaremos su rendimiento.

 

Así que vamos a despejar todas las dudas respecto a la eterna pregunta… ¿Por qué lana merino para ciclismo?

En muchas ocasiones se confunde la lana con la lana merino, ya que la lana convencional una vez se moja se empapa y es difícil de secar, cosa que no pasa con la lana merino, la cual es más fina y tiene una estructura ordenada mediante tramas irregulares que dejan espacios con aire en su interior  y así mantienen el calor corporal. Con esto conseguimos también calcetines mucho más finos y con aislamiento muy superior.

_MG_7104

Las características técnicas que nos aporta la lana merino son las siguiente:

  • Unas propiedades térmicas impresionantes en situaciones de frio, manteniendo tu temperatura del pie de forma constante.
  • Retrasa en gran medida la aparición de olores gracias a sus propiedades antibacterianas naturales.
  • Mantiene el calor del pie a pesar de que esté mojado o húmedo.
  • Su suavidad evita cualquier tipo de picor en la zona del pie.
  • Repele el agua en cierto modo, así que en situaciones de niebla en los puertos a primera hora resulta muy útil.
  • Es transpirable gracias al diámetro de sus fibras así como del tamaño de las bolsas que se generan en su interior.
  • La queratina que contiene esta fibra ayuda a la protección de rayos ultravioletas.
  • Es ecológica y natural al 100% así que no presenta ningún impacto negativo en nuestro entorno.

Sin lugar a duda, éste es el mejor material para la práctica del ciclismo en las épocas más frías del año. 

Por fin, ¡sólo tendremos las cervezas frías en nuestras salidas ciclistas!